Premios Lux, 23 años de fotografía profesional

ARTÍCULO PUBLICADO EN EL BLOG DE “FOTOGRAFIA A CATALUNYA”http://goo.gl/dpWwhU


Promocionar las obras de los fotógrafos profesionales, crear un espacio de reconocimiento y difusión para el trabajo que llevan a cabo y sensibilizar a los organismos y entidades de la administración y la opinión pública sobre la importancia cultural de la fotografia. Estas son las finalidades que se ven reflejadas de manera destacada a través de la convocatoria anual de los Premios LUX.


Contexto histórico

La incorporación de una nueva generación de jóvenes fotógrafos a la Junta Directiva de la Asociación de Fotógrafos Profesionales de Publicidad y Moda de Cataluña (AFP/PMC) en la primera mitad de la década de 1990 comportó un cambio de mentalidad en el seno de la organización y en la concepción del papel que debía desarrollar la propia entidad.

Esta nueva hornada de fotógrafos asumió la responsabilidad de convertir la Asociación en un punto de encuentro de los profesionales del sector, de unir voluntades y aglutinarlos bajo unos intereses comunes, y entendió la necesidad de abrir la entidad y buscar el reconocimiento de la profesión. Estos factores comportaron una serie de actuaciones de entre las que la creación de los Premios LUX sería la iniciativa más visible.

Si hasta el momento los colegas de profesión no tenían más nexos que los encuentros fortuitos en los laboratorios de revelado y mantenían una relación distante entre ellos, este nuevo espíritu propiciaría la interacción y la toma de conciencia de pertenecer a un colectivo.

En sus inicios la Asociación se parecía a un club de fotógrafos selectos en que sólo la excelencia en la trayectoria profesional del aspirante era garantía para acceder. Pronto esta generación de jóvenes fotógrafos al frente de la AFP/PMC –embrión de la actual AFPE– dejó atrás el talante elitista de la Asociación con objeto de convertirla en un espacio que diera cabida a profesionales de perfiles muy diversos, desde los más experimentados hasta emergentes. Así fue como la AFP/PMC adquirió una dimensión universal y una actitud proactiva en la mejora de las condiciones del colectivo.

Por otro lado las diferentes disciplinas ya contaban con galardones de ámbito estatal con una amplia trayectoria que reconocían la calidad de las obras en diferentes campos como el diseño, el teatro, el cine o la poesía, mientras los fotógrafos profesionales estaban huérfanos de unos premios que pusieran en valor su trabajo. Fue en este contexto que la AFP/PMC impulsó la creación de los Premios LUX como espacio de reconocimiento, creación y difusión para el trabajo de los fotógrafos profesionales, dándoles la oportunidad de promocionar sus obras.

Con un nombre que destila sencillez, y que evoca una unidad lumínica –un lugar común en el día a día de todos los profesionales de la fotografía-, la AFP/PMC materializó la nueva etapa de apertura de la Asociación.

Nacimiento, crecimiento y evolución

Desde 1993 la Asociación premia las mejores obras de la fotografía profesional de todo el Estado en varias categorías con los Premios LUX Oro, Plata y Bronce, que constituyen una muestra de la producción y la innovación de los fotógrafos con aspiraciones creativas y de mejora, invitándoles a desarrollar su potencial.

Con esta oportunidad de reconocimiento el certamen sacaba del anonimato a los fotógrafos profesionales, ya que a excepción de lo que sucedía con los editoriales de moda, no era costumbre publicar la autoría de las fotografías.

Casi 25 años después de su nacimiento, los Premios LUX conservan la estructura organizativa en su forma original. Esta solidez se refleja en su documento fundacional, que recoge el procedimiento y ya preveía el propio crecimiento y desarrollo de los Premios. Fueron ideados, en consecuencia, para convertirse en un activo que perdurara en el tiempo dentro del mundo de la fotografía.

Los Premios LUX han atravesado profundos cambios tecnológicos y sociales. Así, por ejemplo, el certamen ha vivido el paso de analógico a digital, un proceso que implicó la democratización de la fotografía; y la proliferación de escuelas de fotografía hizo necesaria la creación de una categoría para impulsar el talento emergente de los nuevos fotógrafos.

Esta renovación se ha ido llevando a cabo en función de la casuística, con reinterpretaciones de las categorías, adaptándolas a los cambios y a las necesidades de fotógrafos. De las once categorías que hay actualmente, cinco de ellas perduran desde la primera edición –Publicidad, Retrato, Arquitectura, Industrial y Moda-, otra se refundó bajo un nuevo nombre –Alimentación, que pasó a llamarse Bodegón-, y las 5 restantes fueron de nueva creación –Reportaje Documental, Paisaje y Naturaleza, Proyecto Personal, Reportaje Social y Junior-. Son los propios participantes quienes han determinado, de acuerdo con las circunstancias y el contexto, que las distintas categorías se consoliden, experimenten variaciones e incluso se extingan, como fue el caso de Portfolio, en el año 2004, y Desnudo, en el año 2007.

El nacimiento de los Premios LUX ayudó a consolidar a Barcelona como ciudad referente en el campo de la fotografía profesional. Desde 1993 la capital catalana ha acogido el acto de entrega de los galardones en escenarios tan emblemáticos como el Pabellón Mies van der Rohe –en el que se celebró la primera edición-, el DHUB, el CCCB, el MACBA y la Feria de Barcelona.

Fruto de este espíritu de innovación, en el año 2000 la Asociación de Fotógrafos Profesionales de Publicidad y Moda de Cataluña asumió la responsabilidad de liderar y cohesionar el sector de la fotografía en el conjunto del Estado, ampliando de este modo su ámbito de actuación.

Los galardones como patrimonio cultural

Desde su creación el certamen ha experimentado una evolución participativa al alza y ha tenido una continuidad, trayectoria y estabilidad que se reflejan en unas cifras consolidadas. Los más de 3.000 fotógrafos que han participado y las más de 30.000 instantáneas que se han presentado a concurso han hecho de los Premios LUX un patrimonio cultural documentado y reconocido que además potencia la innovación, la aportación de ideas y conceptos y la capacidad comunicativa de las obras fotográficas.

Con el objetivo de documentar los Premios LUX, la AFP/PMC editó en 1998 una publicación con el recopilatorio de las obras ganadoras de las 5 primeras ediciones de los galardones.

En 2004, la Asociación, ya bajo el nombre de AFPE, recuperaría este proyecto de patrimonializar los Premios LUX lanzando el Libro LUX, una obra de periodicidad anual que capitaliza en imágenes los gustos, modas y tendencias del momento. La plasmación de las piezas fotográficas seleccionadas en este soporte físico permite hacer un recorrido visual de los últimos años de la fotografía profesional en el Estado y hace visible su patrimonio gráfico.

Con estos galardones la AFPE eleva la fotografía a la categoría de testigo que lucha de manera permanente contra el olvido y que construye imágenes que quieren ser mantenidas en el recuerdo, en su diversidad de autores y estilos.

Las obras ganadoras, además, pasan a formar parte de la Exposición LUX, que anualmente recorre diferentes sedes en todo el Estado, y que acumula hasta el momento más de 120 exposiciones.

Especialmente recordada será la exposición “20 años de Premios LUX. Una mirada a la fotografía profesional”, en la que cerca de 80.000 visitantes disfrutaron en el Palau Robert de Barcelona de una selección de las obras galardonadas con un LUX Oro en las primeras veinte ediciones del certamen.

Xavier Galí, Jaime Padilla y Joan Roig.

AFPE